Debes tener esto en cuenta

Un aspecto importante en la sexualidad es la comunicación, aunque se pueden tener relaciones sexuales sin establecer ninguna conversación si uno quiere tener una relación duradera con su pareja y que sus encuentros sexuales tengan cada vez mayor calidad deben tener muy en cuenta el lenguaje.

Es cierto que las palabras son nuestra principal arma para conquistar y entablar una relación, es más son útiles hasta en el momento de la intimidad pero también pueden ser las grandes enemigas en éste momento si no se usan correctamente. A continuación algunos ejemplos de cómo las palabras pueden llegar a matar la pasión.

¿No me digas que se salió?

Esto ocurre al momento que termina el acto sexual más propiamente dicho el coito y se descubre que al momento de retirar el pene de la vagina el condón se ha movido de su lugar, entonces el miedo que esto genere un embarazo no deseado puede traer consigo expresiones que de verdad matan la pasión. Por ejemplo un “No me digas que se salió”, o un “¿Por qué no tienes más cuidado?” dichos como culpando al otro no sólo generan incomodidad sino que también suman angustia a un momento angustiante de por sí. Lo mejor es tomarlo con calma y hasta con un poco de buen humor para así superar bien la situación.

¿Y si apagamos la luz?

Ésta expresión es desalentadora sobre todo si no es una pregunta sino más bien una condición para que se lleve a cabo la relación sexual y si a eso se le agrega que a él o ella les da vergüenza que el otro los vea desnudo genera mucha incertidumbre al pensar que la pareja no confía en uno.

¿Ya terminaste?

Es la típica expresión por parte de las mujeres al ver que su compañero ha eyaculado, es más bien reprochar a su compañero por su precocidad, y esto muchas veces puede herir mucho el autoestima del hombre sobre todo si es frecuente éste episodio. Pero en este problema no se trata de reprochar sino de buscar solucionar éste problema de la mejor manera ya que muchos sexólogos hoy en día sostienen que para curar la eyaculación precoz es necesario que ambos tanto hombre como mujer participen en el tratamiento.

¿Quieres casarte conmigo?

Tener un encuentro sexual fenomenal puede emocionar demasiado a muchas personas tanto que ésta pregunta puede surgir de manera espontánea y puede llegar a ser muy incómoda sobre todo si la otra persona no ha pensado en el tema aún, esto de todas maneras matará la pasión ya que es algo serio pensar en un futuro con la otra persona y hacer ésta pregunta justo después de terminada la relación sexual no es el momento propicio.

Por Último

  •  El pero lugar para hablar de los problemas sexuales es la cama.
  •  El buen humor es muchas veces un bálsamo para los problemas, que muchas veces songenerados por falta de éste.

Últimos artículos de interes