Disfruta Retardando tu eyaculación

En ocasiones sucede que cuando empiezas a tener una relación sexual con tu pareja estás tan entusiasmado que lo haces con muchas ganas y luego te das cuenta que en el momento menos preciso las ganas de eyacular te gana generándote fastidio y también a tu pareja, pero felizmente existen ejercicios con los que puedes controlar tu eyaculación y decidir en qué momento quieres terminar.

Es sabido que al momento en que se produce la eyaculación se produce también algo como una descarga de energía que generalmente no te permite continuar con la relación sexual y te deja el mal sabor de boca de no haber podido satisfacer a tu pareja por eso es muy importante que sepas controlar tu eyaculación y así poder satisfacer plenamente a tu pareja.

Ahora si puedes retardar la eyaculación con éste secreto

El secreto para que puedes controlar la eyaculación e impedir la salida del semen está en un único punto, aunque no lo creas es así sólo necesitas ubicar este punto y saber cómo entrenarlo y claro ahora te diremos como entrenarlo.

Lo que hay que hacer es obstruir el paso y salida del semen y hacer que tu cuerpo lo absorba nuevamente para poder seguir tranquilamente con la relación sexual, este método lo harás primero sólo y luego lo deberás hacer con tu pareja para que sea 100% efectivo.

Localizando el Punto Clave

El punto clave para impedir la salida del semen está entre el ano y los testículos más cercano al primero, debes de poner mucho tesón en ubicarlo porque es la clave para que pases de ser un eyaculador precoz a un hombre que tiene muchos orgasmos en una sola relación sexual.

Debes saber que antes de continuar tienes que ser muy metódico en esto ya que debe practicarse siempre en cada relación sexual y lo más importante es que no debes de desesperarte ya que los resultados no los verás en uno o dos días.

Éstos son los pasos para retardar la eyaculación

Lo primero que debes hacer es buscar un sitio en donde te encuentres completamente tranquilo y es preciso que esté solo, luego empiezas una sesión de masturbación y con la mano libre presiona el punto que ya has encontrado cerca al ano con los tres dedos de en medio. Una vez que has llegado al punto de no retorno y estas a punto de eyacular presiona el punto con más fuerza sin hacerte daño, esto detendrá el paso del semen, puede suceder que tu erección se pierda pero al principio es normal y no te preocupes que la recobras rápidamente. Para que el ejercicio funcione como ya mencionamos debes estar relajado y tranquilo.

Masajéate la pelvis luego de retener el semen

Con la finalidad de absorber el semen que no fue expulsado se deben realizar masajes con el fin que no nos genere dolor. Los masajes se hacen con los tres dedos usados durante el ejercicio primero en el punto indicado antes y luego en los 8 orificios que tiene el hueso sacro y el perineo, todo esto se hace para que el semen se esparza y sea reabsorbido por el cuerpo.

Últimos artículos de interes